Archive for 06/02/2012

¿Debe ser un lujo aprender a conducir?

El jueves 2 de febrero pasé varias horas al volante junto un compañero de motor.es haciendo una prueba de un coche. Precisamente ese día fue desfavorable climatológicamente hablando, nos cogió nieve camino a Lleida. Entre muchas de las interesantes conversaciones que tuvimos hubo un tema especial: La Seguridad Vial.

Este tema da mucho juego, la verdad: Pere Navarro fuera de la DGT, límites de velocidad, ubicación de los radares, educación vial, actitudes de los conductores y un largo etcétera.

De esa conversación algo me quedó grabado, y es una afirmación que no paro de escuchar y que utilizo frecuentemente y que no se por qué nunca le he dado más vueltas, y es la siguiente: En las autoescuelas no nos enseñan a conducir, nos enseñan a aprobar.

Con este mensaje no estoy atacando a la labor de las autoescuelas, ni mucho menos, pero si que es verdad que es un tema preocupante. Conducir requiere un gran proceso de aprendizaje, y no lo alcanzamos el día que quitamos la L del cristal trasero, ni mucho menos. Se tarda mucho en aprender a conducir y deberíamos poder tener la tutela de alguien que nos guie por un buen camino.

Muchos pensaréis que no tiene sentido, y otros opinarán que se aprende a base de kilómetros, pero ¿quién nos enseña a reaccionar en situaciones límite?, amigo, ahora seguro que estáis pensando: empieza por ahí, fácil, hazte un curso de conducción.

Pues por esta razón hago esta entrada en el blog, los cursos de conducción, porque después de la afirmación sobre las autoescuelas vino la siguiente: un curso de conducción actualmente se considera un lujo.

Yo he hecho cursos, y reconozco que haría más si el bolsillo me lo permitiera. Por este motivo entiendo que muchísimos conductores no los hagan. Los últimos cursos que he estado mirando van entorno 400€ en adelante, muchos por unas horas, y sé que la mayoría de los mortales no nos podemos dejar ese dinero en un día, y eso es lo que me preocupa, que debido a causas económicas no podamos avanzar en nuestra asignatura pendiente: La conducción.

Yo de momento ahorraré, como si no tuviéramos más cosas para ahorrar (disculpad por la ironía), para poder ir haciendo de vez en cuando algún cursillo y seguiré manteniendo la esperanza que más adelante estén subvencionados o más al alcance de la mano de todos. También quiero aconsejaros que intentéis realizar alguno (conducción segura, sobre nieve…) porque mejoraréis en Seguridad Vial y de paso pasaréis un día de ocio maravilloso.